El estilo motivador de un docente es un factor clave en el proceso de enseñanza y aprendizaje, según un estudio

Share

Universidad Miguel Hernández de Elche
Una tesis de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche concluye que el estilo motivador de un docente es un factor clave en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En concreto, el entorno de aprendizaje creado por el docente determinará la implicación, la manera de aprender y el modo en el que los estudiantes se enfrentan a las tareas de aprendizaje. La tesis, titulada “Soporte de autonomía en educación. Consecuencias a nivel contextual, global y situacional”, ha sido realizada por la doctoranda María Ruiz Quíles, bajo la dirección del profesor del Área de Educación Física y Deportiva de la UMH Juan Antonio Moreno Murcia.

María Ruíz Quiles asegura que “es fundamental generar interés en el alumnado y motivarle a ‘aprender a aprender’ para que se implique de forma activa en el proceso educativo”. Asimismo, la doctoranda indica que “es evidente que el sistema educativo no está respondiendo a las necesidades de los estudiantes actuales puesto que han cambiado, en relación con los de hace una generación, en su forma de aprender, de comunicarse o de relacionarse”.

La tesis comprende tres estudios independientes pero cohesionados en cuanto a objetivos planteados, para comprobar las relaciones entre diferentes variables del comportamiento, afectivas y cognitivas. Para ello, se ha utilizado como base la Teoría de la Autodeterminación y el Modelo de Motivación de Motivación Intrínseca y Extrínseca de Vallerand. Asimismo, se ha determinado que el estilo motivador de un docente es una característica importante en el proceso de enseñanza-aprendizaje, que es el estilo que apoya la autonomía el que más beneficia respecto al estilo más controlador.

El estudio 1 ha observado una muestra de 405 estudiantes de la ESO y Bachillerato (13-18 años) de diferentes centros de enseñanza públicos de la provincia de Alicante. En el estudio 2 han participado 431 estudiantes universitarios (18-57 años) de la UMH, mientras que en el estudio 3 la muestra se ha compuesto de 161 docentes, de los cuales un 68,3% de los participantes eran funcionarios de carrera y un 31,7% docentes interinos.

Tras la presentación de la tesis doctoral, se publicará un libro en el que la figura del docente se encargada de guiar el aprendizaje del estudiante y desarrollarlo autónomamente. En la publicación, además, se plantea como objetivo el aprendizaje, a través de la motivación para entender el tópico, y conectar el contenido de aprendizaje del estudiante con la aplicación que ese contenido puede tener en la vida diaria.

Fuente: Universidad Miguel Hernández de Elche

Deje su comentario