La Facultad de Enfermería de la UCV celebra sus 65 años formando a “ángeles al servicio de los hombres”

Universidad Católica de Valencia - San Vicente Mártir
El Cardenal Arzobispo de Valencia preside la misa celebrada con motivo del aniversario de la Escuela Nuestra Señora de los Desamparados, matriz de la Universidad Católica de Valencia

El Gran Canciller de la Universidad Católica de Valencia (UCV), Antonio Cañizares, ha subrayado que la Facultad de Enfermería “es un signo en nuestra sociedad de qué es nuestra universidad y para qué ha nacido: para mostrar a los hombres la ternura de Dios que levanta, cura y sana, que ayuda a que el hombre tenga un nuevo estilo de vivir en el amor”.

El Cardenal Arzobispo de Valencia ha presididola misa oficiada con motivo del 65º aniversario de la Escuela de Enfermería Nuestra Señora de los Desamparados de Valencia, base de la actual Facultad de Enfermería de la UCV y “uno de los instrumentos básicos que ha hecho posible esta Universidad desde sus orígenes”, ha asegurado el Cardenal.

En la homilía, Cañizares ha incidido en que esta fecha “no se refiere a un hecho meramente histórico, sino también a lo que Dios quería que fuese la UCV: una universidad al servicio del hombre conforme a uno de los signos que Jesús da de sí mismo, curar a los enfermos, servir a los más pobres, que son los que están desprovistos de fuerzas”.

Igualmente, se ha referido a la Palabra proclamada para recordar que “el camino para llegar a la felicidad es el camino del amor y el de las bienaventuranzas, es Cristo en persona. Fiarnos de Él, seguir a Jesús y esperarlo todo de Él. Esta Facultad y toda la Universidad debe tener en cuenta siempre que a quien Dios tiene, lo tiene todo”.

“¡Cuánta santidad ha habido en la realización de esta Escuela! Personas que han dejado su vida y han ayudado a que los alumnos dejen su vida por Cristo, representado en los enfermos. Una Facultad que ha enseñado una vida consistente en el seguimiento de Jesús en el amor”, ha agradecido el Cardenal.

MODELO Y REFERENCIA DE LO QUE DEBE SER UNA UNIVERSIDAD CATÓLICA

Tras la misa ha tenido lugar el acto académico, en el que han participado el vicecanciller, Esteban Escudero; el rector, José Manuel Pagán;  el decano de la Facultad de Enfermería, David Fernández; los profesores Germán Cerdá y Federico Palomar; y la antigua alumna, Amparo Nogales.

El encuentro, celebrado en el salón de actos de la sede de Santa Úrsula, ha contado también con un nutrido grupo de miembros del consejo de Gobierno, del claustro de profesores, alumnos, familiares y amigos de la comunidad universitaria.

El obispo Escudero ha incidido en que la Escuela de Enfermería Nuestra Señora de los Desamparados ha sido desde sus orígenes modelo y referencia de lo que debe ser una Universidad Católica, sobre todo, porque “ha impulsado una antropología cristiana que han sabido encarnar los docentes de la Facultad”.

Así, “es una lección para nosotros y para los que van a venir detrás que hayan defendido una auténtica visión del hombre frente a nuevas antropologías que no responden a la verdad de la persona”, ha subrayado el prelado.

Igualmente, el rector de la UCV, José Manuel Pagán, ha apelado a la necesidad “hoy más que nunca, de preservar la dignidad inherente a toda persona”, para lo que urge “contar con enfermeras que vean en cada paciente un ser único e irrepetible y, si me lo permiten, que vean en cada paciente al mismo Jesucristo”.

“EL PAPA FRANCISCO SEÑALÓ QUE DIOS CURA LAS HERIDAS DE CADA HOMBRE, COMO LO HACE UNA ENFERMERA”

En su intervención, el decano de la Facultad de Enfermería, David Fernández, ha recordado los documentos fundacionales de ‘Diocesanas’ para señalar que Marcelino Olaechea la erigió con “el ideal de procurar el bien de los cuerpos y las almas de los que sufren. Con tres premisas: exactitud escrupulosa -que hoy en día llamaríamos basarlo en la evidencia científica- paciencia inalterable y generosidad cristiana”.

“Esta lectura despertó en mí la pregunta de si don Marcelino seguiría reconociendo a los ángeles al servicio de los hombres en esta generación. Y, ciertamente, me siento orgulloso de formar parte de esta familia, de este claustro y pensar en cómo inculcar en nuestros alumnos este deseo de volver al origen, a la sencillez, a volver al servicio a todos los hombres”, ha expresado.

Asimismo, el Decano ha recordado unas palabras del Papa Francisco, “que se atrevió a comparar a Dios con una enfermera. En uno de sus discursos , dijo que Dios cura las heridas de cada hombre, una a una, con sus manos, como lo hace una enfermera que va persona a persona curando y poniendo sus manos sobre ellas”.

La jornada ha finalizado con la entrega de insignias conmemorativas a la promoción que cumple este año cincuenta años de su graduación.

La Facultad de Enfermería de la UCV celebra sus 65 años formando a “ángeles al servicio de los hombres”

Fuente: Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”

Leave a Reply