Un escape room para poner en práctica la neurorehabilitación

Universidad Cardenal Herrera CEUVíctor Manuel Pérez Cabrera, profesor de la asignatura “Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia”, de 3º Grado en Fisioterapia en el CEU-UCH, ha implementado con el alumnado una novedosa forma de conocer y practicar, en tiempos de confinamiento y docencia online, los métodos específicos en neurorehabilitación. Se trata del Neuroescaperoom, un “juego” en el que los estudiantes han puesto en práctica sus conocimientos sobre este proceso médico centrado en la recuperación del sistema nervioso tras una lesión neurológica.

La dinámica de esta iniciativa de gamificación educativa se ha apoyado en la herramienta Blackboard Collaborate Ultra, con una videoclase montada en diferentes salas dentro de la misma sesión de seminario. A partir de ahí, según Pérez Cabrera, se lanza un enlace en el que, mediante un formulario automatizado, los alumnos deberán, sin demasiada explicación previa, ir rellenando datos y comenzando a adentrarse, pantalla a pantalla, unidas por diferentes pistas en formato texto, vídeos, fotos y audios. Las mismas pistas les llevarán a interactuar en las sesiones de trabajo en grupo, con la moderación del profesor.

El “juego” tiene un tiempo limitado de 75 minutos, en el que cada equipo irá evolucionando y trabajando con diferentes elementos en cada pantalla con un aliciente competitivo: “El profesor, como moderador, va entrando en cada uno de los grupos para comprobar las interacciones y estimularlas, a la vez que para resolver dudas con pequeñas pistas para conseguir que todo el grupo trabaje con mayor efectividad,” asegura este profesional, que trabaja en el Hospital de la Vega Baja.

Dentro de los contenidos educativos de la experiencia formativa se encuentran preguntas de elección múltiple sobre el temario, rutas neurológicas descritas sobre imágenes con esquemas mudos, búsqueda de información en bases de datos biomédicas y manejo de artículos científicos sobre la materia de la asignatura. Entre las pistas que deben resolver los alumnos se encuentra desde traducción del código MORSE, hasta transcripciones de código Binario ocultas.

Para Pérez Cabrera, uno de los aspectos más interesantes para el alumnado es que “no solo no se podía terminar el juego sin la colaboración intragrupo de los alumnos, sino que era necesario la colaboración intergrupo de los mismos. Una analogía de nuestro día a día dentro de equipos de trabajo para conseguir los mejores resultados en nuestros pacientes con afectación neurológica”.

Precisamente, este aspecto formativo ha sido uno de los que mejor han valorado los estudiantes, más allá de destacar lo novedoso de esta iniciativa que les ha mantenido concentrados y entretenidos a la vez delante del ordenador durante más de una hora, como reconoce María del Carmen González. Para Tamara Maldonado, “hemos podido desarrollar el trabajo en equipo, la memoria, conceptos teóricos, la lógica…”. Para su compañero Mauricio Perdomo, se trata “de una dinámica para disfrutar y aprender”, y que les ha permitido “salir de la rutina de las típicas clases y hacer que no perdamos interés”, como advierten Antonio Sala y Perrine Bertrand.

En esa línea se manifiesta el docente Víctor Pérez Cabrera, poniendo en valor la gamificación de actividades, ya que “aporta un aliciente a las generaciones actuales y en la situación actual en la que nos encontramos, haciéndolos salir de lo cotidiano y rutinario en estos días”. Algo en lo que coinciden los estudiantes, que también resaltan la combinación de diversión y aplicación de conocimientos, como aseguran Sandro Andevert, Paula Quiles, Roser Chornet o Alejandro Bellot.

Víctor Pérez Cabrera, creador de la iniciativa, antes de la sesión

Fuente: Universidad CEU-Cardenal Herrera

Deja un comentario